martes, 12 de agosto de 2014

I Día de la Bici en Valgrande-Pajares


Este domingo como colofón al campus organizado por la FCPA, en el cual chicos y chicas de varias provincias han podido disfrutar de unas jornadas de tecnificación y juegos, en un bonito paraje lejos de la ruidosa urbe y en plena naturaleza, se organizaba el I Día de la Bici en Valgrande-Pajares.



Ya que era una jornada lúdico-deportiva, y tanto a los peques como a los adultos de la escuela eso de la diversión nos atrae mucho, una nutrida representación Coque se desplazó al evento, que sumando a los cadetes del equipo presentes en el campus llenaba las laderas de muchas manchas rojas. Y eso pese a haber corrido en Torrelavega la tarde anterior en el Futurobike, y correr al día siguiente de tarde en Albandi dentro del circuito escuelas.




El día estuvo organizado con unas tandas de carreras, para los mayores a modo de eliminación, donde la posición era lo de menos y contaba más la participación y las bromas. Después unas gymkanas sin tiempos ni penalizaciones, sólo práctica, para cerrar la mañana con unas tandas de slalom, en las que nuevamente las bromas y guasas fueron más protagonistas que la prueba en sí. 




Durante toda la mañana llamaba la atención la piña que l@s chic@s del campus habían creado y las bromas entre ellos, en las que intentaban hacer participes a los demás; éstas demostraban que la idea del campus y del día de la bici en l@s chic@s habían cuajado. Y como no, nuevamente nos demostraban a los adultos que si les damos la oportunidad de simplemente competir olvidándose de los cajones, trofeos, etc., sale a flote lo que son, chicos y chicas con ganas de disfrutar encima de la bici.



La mañana se cerraba con una paella, y ya que el día acompañaba en lo meteorológico y el comedor estaba repleto por participantes y padres de las diferentes “delegaciones”, la comida para muchos se realizó en la terraza. Huelga decir que los campeones terminaron en un visto y no visto ansiosos de coger la bici para disfrutar del paraje para ellos solos.



Después de reposar la comida llegaba el turno de los juegos medievales. Juegos que al ser algo nuevo para la mayoría de ellos se convertían en un acontecimiento y que ningún crío se quiso perder. Los enfrentamientos trajeron sorpresas en los vencedores de cada lance, golpes que llenaban de risa las laderas de pajares, y muchas bromas. Tanto retumbaban las risas en las montañas que la famosa niebla de las grandes cumbres despertó de su letargo y quiso sumarse a la fiesta. En un principio la aparición de la niebla quedaba graciosa, pero según se fue cerrando más y más dejaba de dar la nota colorista y nos recordaba que la hora de finalización ya había pasado largamente. Entre la niebla se repartieron los detalles a los participantes, y entre la niebla llegó el momento de las despedidas para todos.



Fijo que entre los chicos y chicas del campus la amistad propició algún cambio de número de teléfono y algún hasta la próxima. De ser así misión cumplida.

video


Como más vale una imagen que mil palabras, la crónica se termina y se abre paso a las imagines. Muchas imágenes. Album I(aquí) Album II (aquí)

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario